De Naturaleza

Las lagunas marginales del Canal de Castilla y la laguna de La Nava (Palencia).

Os muestro un trabajo que realicé hace varios años cuando estaba en 4º de licenciatura. Es un trabajo al que tengo gran aprecio por el esfuerzo que me supuso pero sobre todo por lo que aprendí y disfrute realizándolo.

El trabajo fue realizado para la asignatura de Bases Biológicas de la Conservación, 4º curso de Biología de la Universidad de Alcalá (UAH).


A mi abuelo, Félix Herrero, por sus conocimientos, experiencia y compañía en los viajes por nuestra tierra palentina y que con tanto cariño guardo.


Las lagunas marginales del Canal de Castilla y la laguna de La Nava (Palencia): acercamiento a sus estrategias de gestión y conservación.

Joaquín Herrero


Resumen

Las lagunas marginales del Canal de Castilla y la laguna de La Nava constituyen unos ecosistemas de alto valor ecológico, siendo auténticos oasis en medio de la llanura cerealista castellana. Las acciones y logros que se han realizado y se pretenden realizar para la conservación de estos dos enclaves húmedos han sido el objeto de este estudio. Para su evaluación y análisis se ha recopilado información sobre los humedales mediante la búsqueda bibliográfica y entrevistas. Los resultados apuntan a una adecuada gestión y metodología de trabajo, no sin dificultades en la coordinación con las administraciones, que auguran un buen futuro para estos dos humedales.

Palabras clave: Canal de Castilla, Conservación, Humedales, La Nava.

Introducción

El Canal de Castilla y la Laguna de La Nava son los dos mayores enclaves húmedos de la provincia de Palencia y dos de los más importantes de la mitad norte peninsular. El Canal de Castilla constituye una de las más ambiciosas e importantes obras de ingeniería hidráulica cuyo objetivo principal fue servir como vía fluvial de comunicación y transporte entre Castilla y el Cantábrico (Santiago Ibarlucea et al, 2005; Consorcio para la Gestión Turística del Canal de Castilla, 2007). Su trazado tiene 207 km. de longitud que transcurren en gran parte por la provincia de Palencia, adopta forma de “Y” invertida (Fig. 1) y está constituido por tres ramales: Norte, Campos y Sur (Santiago Ibarlucea et al, 2005; Santiago Ibarlucea, 2003). La construcción del Canal ocasionó la formación de pronunciados terraplenes a ambos lados del mismo, que favorecieron la acumulación del agua en las depresiones del terreno junto a sus márgenes y además se facilitó el estancamiento del agua por la presencia de un sustrato arcilloso impermeable, dando origen a las lagunas marginales del Canal de Castilla (Santiago Ibarlucea et al., 2005; Life Canal de Castilla 2006). La importancia ecológica de estos humedales ha sido reconocida por la administración al haber sido incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Interés especial en Castilla y León (Decreto 125/2001, de 19 de Abril de 2001) y su propuesta de LIC y ZEPA (DGCN, MIMAM, 2003).

Por su parte la Laguna de La Nava constituyó hasta 1968 un “Mar en Tierra de Campos” que se originó por la acumulación de agua procedente de los ríos Retortillo y Valdeginate debido a un sustrato arcilloso impermeable y la ausencia de un desagüe natural de dichos ríos al río Carrión (Fundación Global Nature, 2006).

Figura 1: Plano general del Canal de Castilla.

Figura 1: Plano general del Canal de Castilla.

Esta laguna inundaba 2200 ha y fue desecada para el aumento de la superficie agrícola(Fundación Global Nature, 2006). En 1990 se comenzó el proyecto de recuperación, habiéndose recuperado más de 400 ha (Fig. 2). Es una laguna somera, con un régimen  hidrológico artificial que permite imitar el ciclo natural del antiguo Mar de Campos: inundar en la época de lluvias y dejar secar durante el verano (Fundación Global Nature, 2006; Losa López, 2006). Está designada como ZEPA, incluida en la propuesta de LIC de Castilla y León (DGCN, MIMAM, 2003), declarada Humedal de Importancia Internacional -de acuerdo con el convenio Ramsar- (Gómez Crespo, 2006) e incluida en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León (REN) (Decreto 119/2000, de 25 de mayo de 2001) (Losa López, 2006; Junta de Castilla y León, 2006).

fig 2

Figura 2. La laguna de La Nava y las tres partes en que está actualmente dividida: La Nava, La Güera y El Hoyo. Sureste: a Palencia; Noroeste: a Fuentes de Nava.

La actual laguna de La Nava y las lagunas marginales asociadas al Canal de Castilla representan el auge de la mentalidad conservacionista de la sociedad actual y el esfuerzo de las asociaciones conservacionistas y administraciones por conservar dos enclaves húmedos de gran importancia.

Ante el  nuevo panorama que se abre a estas dos importantes zonas húmedas, se hace necesario un estudio detallado respecto a los cambios que parecen estar sucediendo en su gestión. Por todo ello el objetivo de este trabajo ha sido analizar y evaluar las distintas actuaciones y logros que se han realizado y se pretenden realizar en las lagunas asociadas al Canal de Castilla y la Laguna de La Nava (Palencia) con el fin de su restauración, cuidado y protección.

Materiales y métodos

La metodología que se siguió consistió en dos procesos: búsqueda de información en Internet y bibliotecas, para después visitar las lagunas y entrevistar a los profesionales de las zonas que bien directa o indirectamente trabajan en la conservación de los humedales aquí tratados.

En la primera fase se logró una  primera toma de contacto y puesta al día de las actuaciones y estado actual de las lagunas. En la segunda fase se viajó a las zonas de estudio en los días finales de marzo de 2008, coincidiendo con la segunda y última época de llenado de la laguna de La Nava antes del verano. Se visitaron las lagunas para comprobar su estado, y las actuaciones que se pudieran estar realizando en ese momento. De las visitas se tomaron fotografías. Por una parte se visitó el centro de visitantes de la Laguna de La Nava localizado en Fuentes de Nava (Palencia) y se entrevistó a los profesionales que allí había. La entrevista se centró en la laguna de La Nava y las lagunas marginales del Canal, actuaciones de conservación, recuperación y problemas.

El siguiente paso fue visitar la sede de la Fundación Global Nature en donde adquirí información del proyecto Life de la UE que se está aplicando a las lagunas marginales del Canal de Castilla.

Se visitó la localidad de Frómista (Palencia), donde se encuentra el Consorcio para la Gestión Turística del Canal de Castilla. Allí me informaron de las actuaciones previstas en el Canal desde un punto de vista turístico.

Por último se entrevistó a  un empleado de Tragsa el cual me informó acerca de los trabajos que su empresa está realizando en la Laguna de La Nava. También me proporcionó información sobre las obras en el Canal de Castilla, así como documentación y enlaces Web.

Área de estudio

Las lagunas marginales del Canal de Castilla y la laguna de La Nava se localizan en la cuenca terciaria del Duero, dentro de la región geográfica denominada Tierra de Campos, en el centro de la meseta septentrional. Las lagunas marginales se extienden a lo largo de los ramales Norte y Campos del Canal de Castilla y todas ellas dentro de la provincia de Palencia (Santiago Ibarlucea et al., 2005). La laguna de La Nava, por su parte, se localiza en el ramal de Campos del Canal (Junta de Castilla y León, 2006).

El clima de las áreas de estudio se puede tipificar como Mediterráneo frío, con veranos cortos y no muy calurosos e inviernos largos y muy fríos (Losa López, 2006). Se caracteriza por una escasez e irregularidad en las precipitaciones, en torno a los 400 mm anuales, con un máximo en primavera y otoño y un mínimo estival en los meses de Julio y Agosto (Santiago Ibarlucea et al., 2005).

Las  cubetas lagunares están formadas por lo que se denominan “fondos de charca”, constituidos por limos y arcillas holocenas de carácter hinchable y muy poco permeable (Losa López, 2006).

La vegetación de las lagunas se caracteriza por la presencia de macrófitas acuáticas (Santiago Ibarlucea, 2003).

La fauna de las lagunas marginales se caracteriza por ser la zona de cría de las mayores colonias de garza imperial Ardea purpurea y aguilucho lagunero Circus aeruginosus (DGCN, MIMAM, 2003).

Por su parte, la laguna de La Nava es un importante punto de concentración de fauna, sobre todo de aves acuáticas. Existe en la actualidad un inventario con 222 especies de aves, lo que supone el 41 % de todas las especies presentes en España, incluidas las islas (Losa López, 2006; Fundación Global Nature, 2006; Junta de Castilla y León, 2006).

Los principales usos del territorio son la agricultura de secano y regadío, la ganadería ovina y la caza menor.

Resultados y discusión

En cuanto a las Lagunas asociadas al Canal de Castilla se ha comprobado una escasa bibliografía científica que ilustre su estado de conservación y actuaciones de conservación que puedan estar desarrollándose. Este vacío es debido al reciente interés ambiental de las lagunas lo que significa que es ahora cuando se está comenzando con actuaciones y proyectos encaminados a su conservación y gestión. A pesar de esta limitación se han obtenido datos sobre su calidad y vulnerabilidad mediante la metodología descrita. Respecto a su calidad cabe mencionar dos especies consideradas como prioritarias por el Comité Ornis -para la aplicación de la Directiva Aves de la UE -: el avetoro Botaurus stellaris del que se ha comprobado su reproducción en algunas charcas, y el carricerín cejudo Acrocephalus paludicola, migrante regular durante el paso postnupcial en los humedales del Canal de Castilla (Fundación Global Nature, 2007). Otra especie importante es la población reproductora de aguilucho lagunero Circus aeruginosus, con 34 parejas. Destaca también la importante población reproductora de garza imperial Ardea purpurea, con 32 parejas, el 93% de la población de Castilla y León (DGCN, MINAM, 2003). Las principales amenazas de estos pequeños humedales son la desecación para su posterior conversión en cultivos agrícolas o forestales, la contaminación de las aguas a través de vertidos industriales o agrícolas, la destrucción de la vegetación por la quema de rastrojos, la aceleración del proceso de colmatación, la aparición de especies introducidas como el cangrejo rojo americano Procambarus clarkii y el visón americano Mustela vison , molestias para la fauna y otras acciones de origen humano (DGCN, MINAM, 2003; Fundación Global Nature, 2007; Santiago Ibarlucea, 2003).

Por otro lado, la dispersión geográfica de estas lagunas, unido a su pequeño tamaño, ha dificultado la realización previa de actuaciones de manejo y gestión, contando muchos de los humedales con un estatus de conservación muy desfavorable (Life Canal de Castilla, 2006).

La principal actuación que se está desarrollando en las lagunas asociadas al Canal de Castilla para su conservación y protección es el denominado  proyecto Life Naturaleza “Restauración y Gestión de Lagunas: ZEPA Canal de Castilla”. El programa Life es un instrumento financiero creado por la UE en 1992, para la aplicación, actualización y desarrollo de la política y normativa comunitaria en materia de conservación y protección del medio ambiente. El proyecto Life que nos ocupa tiene una duración de cuatro años (2006-2010) (Fundación Global Nature, 2007, Life Canal de Castilla, 2006). Este proyecto Life está permitiendo llevar a cabo trabajos de recuperación y manejo en 35 humedales anejos al Canal de Castilla y el entorno de las mismas.

En los dos primeros años que lleva aplicándose el proyecto se han realizado las siguientes acciones: la primera de ellas consistió en la presentación del proyecto, trabajos de vigilancia mediante agentes forestales, creación de un comité de seguimiento con objeto de mantener informados a todas las entidades y agentes sociales implicados, y creación del sitio Web del proyecto (Fundación Global Nature, 2007; Life Canal de Castilla, 2006). Se realizaron también unas jornadas técnicas sobre la gestión y manejo del hábitat para favorecer la presencia del avetoro como especie reproductora (Fundación Global Nature, 2008). Se compararon las estrategias del proyecto que nos ocupa con otras ya realizadas en distintos lugares como La Camarga francesa y S´Albufera (Mallorca). La principal conclusión fue que el manejo hídrico y la gestión de la vegetación helofítica -aquella que enraíza bajo el agua pero con la parte vegetativa emergida- son las dos claves para mejorar el hábitat no sólo del avetoro sino el de todas las especies animales e incluso vegetales. No obstante ya se han puesto en marcha algunos trabajos derivados de estas experiencias e incluidos en el proyecto como han sido los trabajos de cartografía de varios humedales para la garantizar el éxito de los trabajos de restauración hidrológica (Fundación Global Nature, 2008),  los trabajos de reforestación – cuya función es importantísima creando una pantalla protectora de los humedales, así como una fuente de alimento a numerosas especies de fauna -, y el manejo de la vegetación, ya que en la actualidad estas zonas húmedas están sufriendo un proceso de colmatación y homogeneización estructural de la vegetación debido al abandono de los usos tradicionales (pastoreo) que disminuían los procesos de eutrofización (Fundación Global Nature, 2008). El manejo de la vegetación helófitica está favoreciendo la mejora del hábitat de especies como el carricerín cejudo y un incremento de la diversidad en los humedales (Fundación Global Nature, 2008). Tan sólo se ha manejado aproximadamente 1 ha, lo cual puede parecer poco si tenemos en cuenta que son más de 30 ha las que componen las lagunas en su conjunto, pero se ha de saber que los trabajos de manejo tan sólo afectan a fracciones de cada una de las lagunas, permitiendo, como se ha dicho, la creación de ambientes mixtos.

Siguiendo con la metodología basada en compartir experiencias y realizando comparaciones con otras actuaciones, se prevé  la celebración de las terceras jornadas europeas sobre la conservación de charcas dentro del marco del proyecto Life “Anfibios”. De este tipo de jornadas y seminarios se obtiene buena información para la correcta gestión de estos pequeños humedales lo que nos permite tener un sentimiento optimista de cara a su conservación. Además nos da una idea de que la conservación de algo en apariencia insignificante como una charca, es un sentimiento compartido a nivel mundial y de una gran importancia.

Pero los resultados sobre el proyecto Life no quedan aquí sino que aún continúan con actuaciones como el radio-seguimiento del aguilucho lagunero (Fundación Global Nature, 2008) y el anillamiento de aves, habiéndose anillado en la primera campaña 1.319 ejemplares de 53 especies diferentes (Fundación Global Nature, 2008). Entre ellas destaca el carricerín cejudo cuyas poblaciones están muy mermadas por la pérdida de su hábitat, los humedales. Una actuación de su conservación es la celebración de un seminario internacional sobre la conservación de las zonas de paso migratorio del carricerín cejudo en Europa para conocer su situación actual y la gestión del hábitat en las zonas migratorias, dentro de las cuales están las lagunas del Canal. Esta es una buena forma de hacer conservación y seguro que sus frutos con esta especie serán satisfactorios como lo ha sido en la adyacente laguna de La Nava en la cual se llevó a cabo un proyecto de conservación del carricerín cejudo dirigido por la Fundación Global Nature, la misma que dirige el proyecto de las Lagunas asociadas al Canal de Castilla. Si sus experiencias y resultados han sido buenos en la conservación del carricerín cejudo, es de esperar que su buen hacer se manifieste también en este nuevo proyecto, corrigiendo los posibles errores que pudiesen haberse cometido. Más adelante analizaré este proyecto.

Pero no todo son luces para la conservación de estas lagunas, pues en 2004 se elaboró el Plan de Excelencia Turística del Canal de Castilla ejecutado por el Consorcio para la Gestión Turística del Canal de Castilla. El principal objetivo es convertir al Canal de Castilla en un producto turístico, aumentando la oferta de actividades turísticas (Consorcio para la Gestión Turística del Canal de Castilla, 2007; Profesional Consorcio para la Gestión Turística del Canal de Castilla, com. pers.). Algunas de sus actuaciones son la recuperación de esclusas para el turismo fluvial (Fig. 3), adecuación de entornos (Fig. 4), creación de equipamientos turísticos, edición de material divulgativo, oficinas de turismo y promoción turística.

El problema de las actuaciones del Plan es que son realizadas por la Junta de Castilla y León y la UE sin la colaboración directa de la Fundación Global Nature. A pesar de que exista comunicación entre las partes, esta exclusión supone no poder intervenir de forma directa en la toma de decisiones del proyecto.

Figura 3.Recuperación de esclusas del Canal de Castilla para su recuperación como vía navegable. Actuación del Plan de Excelencia Turística.

Figura 3.Recuperación de esclusas del Canal de Castilla para su recuperación como vía navegable. Actuación del Plan de Excelencia Turística.

Figura 4. Obras de adecuación de los caminos de sirga que discurren paralelos al Canal de Castilla. Actuación del Plan de Excelencia Turística.

Figura 4. Obras de adecuación de los caminos de sirga que discurren paralelos al Canal de Castilla. Actuación del Plan de Excelencia Turística.

La Laguna de La Nava nos sirve como conexión y punto de referencia para la comparación en la conservación de las lagunas asociadas al Canal de Castilla.

La Laguna de La Nava ha sido un hito en la recuperación y restauración de humedales, su historia comenzó en 1990 cuando se consiguió que las aguas del río Retortillo volviesen de nuevo a inundar 60 ha de La Nava (Jubete, 2004). A los pocos días de tener agua, la laguna se llenó de aves (Jubete, 2004). Debido al éxito de esta primera acción se decidió presentar un proyecto que fue cofinanciado por la UE y permitió realizar las siguientes acciones de recuperación:

-Compra y arrendamiento de terrenos.

-Trabajos de restauración dentro y fuera del vaso lagunar.

-Actividades de gestión (gestión del agua, control de la actividad cinegética, régimen de pastoreo, vigilancia y seguimiento).

-Uso público (plan de interpretación, régimen de visitas, infraestructuras de uso público, material informativo, campaña divulgativa) (Jubete, 2004).

Uno de los mayores éxitos en la gestión de la laguna es la perfecta armonía y sinergismo entre los proyectos de recuperación y conservación y las entidades locales. Bien es sabido que uno de los principales problemas en conservación son los roces y desacuerdos con los agentes locales. En este caso el principal problema eran los ganaderos que pensaban en un principio se les iba a quitar los ricos pastos de la Nava. Su oposición al proyecto era lógica y comprensible pero gracias a la actuación de la Fundación Global Nature y a la Junta de Castilla y León se llegó al acuerdo de inundar 150 ha para favorecer el crecimiento de pastos y su posterior aprovechamiento por los ganaderos, compatibilizando de esta manera las actuaciones de restauración con las del mantenimiento de una importante actividad económica en el municipio (Jubete, 2004; Técnicos Junta de Castilla y León, com. pers.). Si bien al principio los ganaderos debían pagar un pequeño impuesto por pastar en esos terrenos, actualmente es un recurso gratuito. De esta forma los ganaderos han salido beneficiados de un proyecto de conservación, teniendo pastos frescos, de mayor calidad y durante más tiempo para su ganado (Técnicos Junta de Castilla y León, com. pers.). Otro ejemplo de entendimiento ha sido con los agricultores de la zona los cuales veían peligrar sus cultivos de invierno bien mediante expropiaciones o bien mediante pérdidas ocasionadas por los casi 20000 ánsares que ocupan la laguna durante el invierno y que invaden las zonas de cultivo adyacentes, las cuales se encuentran en plena época de germinación. Si bien al principio de la recuperación los roces con agricultores eran frecuentes, actualmente se les indemniza en caso de que sus cultivos se vean afectados por la presencia de estas anátidas. Para ello un perito de la Junta de Castilla y León evalúa los efectos ocasionados para su posterior indemnización al propietario. Hasta la fecha no han habido quejas ni protestas por lo que parece que la solución ha sido satisfactoria (Técnicos Junta de Castilla y León, com. pers.).

La recuperación de la Laguna de La Nava aún continua, siendo la empresa Tragsa la encargada de las obras que se están acometiendo. Dichas obras y actuaciones se encuentran dentro de los planes de actuación de los proyectos europeos de los cuales la laguna ha sido beneficiaria.

El proyecto Life Naturaleza Conservación del carricerín cejudo en la ZEPA Nava-Campos es uno de ellos y sus objetivos han sido la adecuación del humedal como zona de paso del carricerín cejudo y el  conocimiento de su biología. Para ello se han desarrollado varias actuaciones como el manejo de la vegetación para evitar procesos de eutrofización y colmatación, seguimiento faunístico para conocer la fenología, abundancia y selección de hábitat por la especie en la laguna, campañas de anillamiento y actuaciones de mejora del uso público de la laguna y divulgación (Torres et al, 2006). Estas actuaciones nos recuerdan a las que se están desarrollando en las lagunas asociadas al Canal y nos permite ver una metodología de trabajo muy similar, una forma de hacer conservación que ha dado sus frutos en la Laguna de La Nava.

Quizás el proyecto más ambicioso que se ha desarrollado en la Laguna de La Nava sea el proyecto Life-Medio Ambiente “Manejo Sostenible de Humedales y Lagunas Esteparias” enfocado al desarrollo y a la restauración de humedales (Jubete et al 2004). El proyecto fue llevado a cabo entre 2001 y 2004 y su objetivo principal fue demostrar como los humedales pueden ser gestionados de manera que se mejoren sus valores de conservación natural, aportando un beneficio económico y social para las necesidades de las comunidades locales. El elemento clave del proyecto fue la realización y la implementación de un Plan de Gestión para dos humedales en España (La Nava/Boada) y uno en Grecia (Nestos). El plan incluye la instalación de zonas de amortiguación alrededor de las lagunas, gestión de la vegetación (Fig.5), directrices para el tratamiento de efluentes residuales y gestión de los visitantes. Otras partes incluidas en el proyecto son la elaboración de un Manual práctico para la extensificación agraria y el empleo de buenas practicas agrícolas, para que otras zonas húmedas puedan beneficiarse de las experiencias realizadas durante este proyecto. También la creación de campos de trabajo para jóvenes así como cursos de formación para técnicos en gestión que ayudarán a diseminar las experiencias realizadas (Hammerl-Resch et al., 2004; Jubete et al., 2004; Living Lakes, 2002).

Figura 5.  Gestión de la vegetación mediante quemas controladas en el Hoyo, una de las partes en que está dividida la laguna de la Nava (Palencia).

Figura 5. Gestión de la vegetación mediante quemas controladas en el Hoyo, una de las partes en que está dividida la laguna de la Nava (Palencia).

En cuanto al desarrollo de los planes de gestión hubo problemas porque la aprobación y puesta en práctica depende de la Junta de Castilla y León y del Ministerio de Medio Ambiente. La colaboración entre una ONG y las autoridades fue difícil y estos problemas  se deben a diversos motivos: los recursos limitados (económicos y de personal), diferentes prioridades y objetivos con respecto a la naturaleza y el medio ambiente e incluso malentendidos antiguos o sentimientos de competitividad (Hammerl-Resch et al., 2004). Este tipo de enfrentamientos son habituales, pero la forma en que se resolvieron nos abre una vía optimista para futuros proyectos tanto en La Nava como en las lagunas del Canal de Castilla.

Todas las iniciativas y objetivos descritos se han implementado en la laguna de La Nava y son visibles por cualquiera que viaje a la zona. La actividad económica de los pueblos vecinos es un sinergismo entre el turismo sostenible, la investigación y las actividades tradicionales. Los proyectos de conservación han supuesto una inyección no sólo de dinero a la zona sino de vitalidad, actividad, rejuvenecimiento de la población y optimismo.

Conclusiones

1- La conservación de los dos humedales pasa por la adquisición y transferencia de experiencias en proyectos similares.

2- El proyecto de recuperación de La Nava bien puede ser considerado como un éxito. Ha conseguido regenerar 400 ha de la antigua laguna de la Nava, está generando unos interesantes recursos económicos directos e indirectos, derivados principalmente del turismo, y sirve como punto de referencia para la conservación de las lagunas asociadas al Canal de Castilla.

3- Los proyectos Life de la UE se perfilan como una buena herramienta para poder llevar a cabo dichos proyectos de conservación junto con el entendimiento entre administraciones (nacional, regional y local) y las ONG que los dirigen.

4- La evaluación global de las acciones de conservación de estos dos enclaves húmedos prometen resultados positivos a medio y largo plazo siempre y cuando se mantengan las líneas de acción actuales.

Bibliografía

Consorcio para la Gestión Turística del Canal de Castilla, 2007. Guía de servicios Vive el Canal, Plan de Excelencia turística del Canal de Castilla.

Consorcio para la Gestión Turística del Canal de Castilla, 2007. Vive el Canal, Plan de Excelencia turística del Canal de Castilla.

DGCN (Dirección General de Conservación de la Naturaleza), MIMAM (Ministerio Medio Ambiente), 2003. Lugares de la Lista Nacional. Red Natura 2000. (Dir. 92/43 CEE) 25/10/2003. Formularios Oficiales Red Natura 2000. MIMAM, Madrid.

Fundación Global Nature, 2006. La Laguna de la Nava. Folleto de difusión del proyecto Life Naturaleza “Conservación del carricerín cejudo en la ZEPA Nava-Campos”. Fundación Global Nature, Fuentes de Nava (Palencia).

Fundación Global Nature, 2007. Boletín Life Canal de Castilla, nº 1. Boletín informativo trimestral del proyecto Life-Naturaleza: Restauración y Gestión de Lagunas: ZEPA Canal de Castilla. Fundación Global Nature, Fuentes de Nava (Palencia).

Fundación Global Nature, 2008. Boletín Life Canal de Castilla, nº 2 y 3. Boletín informativo trimestral del proyecto Life-Naturaleza: Restauración y Gestión de Lagunas: ZEPA Canal de Castilla. Fundación Global Nature, Fuentes de Nava (Palencia).

Gómez Crespo, E., 2006. Ficha Informativa de los Humedales de Ramsar. Categorías aprobadas por la Recomendación 4.7 de la Conferencia de las Partes Contratantes. Junta CYL, Valladolid.

Hammerl-Resch M., Gattenlöhner U., Jantschke S. 2004. Restauración de Humedales – Manejo Sostenible de Humedales y Lagos Someros, Manual para la Elaboración de un Plan de Gestión. Global Nature Fund (GNF). Radolfzell, Alemania.

Jubete, F., 2004. El proyecto de recuperación de la laguna de La Nava: una iniciativa de éxito. Ecosistemas 13(2).http://www.revistaecosistemas.net/articulo.asp?Id=16

Jubete F, Guillem A, Gattenlöhner U. 2004. LIFE Medio Ambiente “Manejo sostenible de humedales y lagunas esteparias”. Folleto de difusión del proyecto LIFE Medio Ambiente “Manejo sostenible de humedales y lagunas esteparias”. Fundación Global Nature, Fuentes de Nava (Palencia).

Junta de Castilla y León, 2006. Espacio Natural La Nava y Campos de Palencia. Folleto de difusión del Espacio Natural La Nava y Campos de Palencia. Editorial MAD, Palencia.

Losa López M.A. 2006. Laguna de la Nava, Zona húmeda catalogada Ramsar. Folleto de difusión del Espacio Natural La Nava y Campos de Palencia. Junta CYL, Valladolid.

Life Canal de Castilla., 2006. (Web) Fundación Global Nature. http://lifecanaldecastilla.org

Living Lakes., 2002. (Web) Fundación Global Nature. http://www.globalnature.org

Santiago Ibarlucea N.F, Fernández-Aláez M,  Fernández-Aláez C, 2005 Clasificación de las lagunas asociadas al Canal de Castilla (Palencia) basada en la presencia de macrófitos acuáticos y emergentes. Limnética, 24(1-2): 145-154.

Santiago Ibarlucea N.F., 2003 Estudio de la vegetación macrófita y de factores físico-químicos del agua en las Lagunas Marginales del Canal de Castilla (Palencia). Tesis Doctoral, Ecosistemas 12 (1).  http://www.revistaecosistemas.net/articulo.asp?Id=241

Torres M, Jubete F, Gómez E, Zuazúa P, Sánchez M. 2006. El carricerín cejudo en la laguna de la Nava. Folleto de difusión del proyecto Life Naturaleza “Conservación del carricerín cejudo en la ZEPA Nava-Campos”. Graficolor, Palencia.

Joaquín Herrero
Doctor en Biología at
Nací en Palencia y me considero un tipo campechano, inquieto, al que le gustan los nuevos retos. Doctor en Biología Vegetal, licenciado en biología, máster en Biotecnología Vegetal, máster en sistemas de calidad e inocuidad alimentaria, también realicé estudios de Ingeniería agrícola. Mi objetivo es crecer día a día en la investigación sobre el mundo agroalimentario, ser feliz con ello y poder aportar algo bueno a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress