Agricultura

El cobre en agricultura ecológica

El cobre es un elemento muy común en las formulaciones de fitosanitarios para agricultura. Es un microelemento esencial para las plantas pues interviene en la fotosíntesis, formando parte de la plastocianina, proteína que participa en el transporte de electrones fotosintético, así como en reacciones redox de la respiración.

Aunque es un elemento esencial, es también un metal pesado que se acumula en el suelo y apenas biodegradable. La acumulación de cobre en el suelo tiene mayor riesgo en suelos ácidos, debido a que la acidez vuelve el cobre más soluble y por tanto más tóxico, pudiendo afectar también a la micro y macrofauna del suelo y a las micorrizas, por lo que es un factor a tener en cuenta a la hora de su uso en fertilización.

Su uso en agricultura es como fungicida preventivo, pero también tiene acción bactericida. Actúa por contacto impidiendo la germinación de las esporas de los hongos y en las bacterias. El cobre sustituye a otros metales esenciales para la vida de los patógenos produciendo una intoxicación y bloqueando los procesos respiratorios, frenando la biosíntesis de las proteínas y disminuyendo la actividad de las membranas, reduciendo así las facultades de asimilación de los microorganismos.
Se emplea para combatir distintas clases de hongos como: antracnosis, roya, alternaria, abolladura, monilia, moteado, mildiu, repilo
Su forma de presentación es como diferentes tipos de sales de cobre, y la eficacia de cada una es diferente. Se venden como polvo mojable, suspensión concentrada o polvo dispersable aplicado como polvo mojable.

Sales de sulfato de cobre

En agricultura ecológica, se permiten las siguientes formas de aplicación, de acuerdo al  Reglamento de Ejecución (UE) Nº 354/2014 de la Comisión de 8 de abril de 2014:

  • Caldo bordelés (Sulfato cuprocálcico: CuSO4 3Cu(OH)2 3CaSO4): Fungicida tradicional contra el mildiú y botritis, es una mezcla de sulfato de cobre y cal viva. Muy usado en el cultivo de la vid. La liberación de los iones de cobre es lenta, siendo el compuesto cúprico que presenta una mayor adherencia, y, consecuentemente, una mayor persistencia. Esto implicará también una mayor resistencia al lavado por lluvia. Tiene un efecto bactericida mucho más acentuado que otras formulaciones a base de cobre debido al mayor nivel de cobre metal que libera.
  • Hidróxido de cobre (Cu(OH)2): posee un 50 % de cobre metal. Produce una rápida liberación de los iones de cobre, teniendo así una acción de choque y una buena eficacia, pero una baja persistencia.
  • Oxicloruro de cobre (Cu2(OH)3Cl): Sal de cobre obtenida del tratamiento del cobre metal con ácido clorhídrico. Tiene una riqueza en cobre metal del 50%. Tiene poca adherencia y persistencia y, por lo tanto, es menos fitotóxico. El oxicloruro de cobre es un término medio entre el caldo bordelés y el hidróxido de cobre.
  • Óxido de cobre (Cu20)
  • Sulfato tribásico de cobre (3Cu(OH)2 CuSO4)
Anteriormente, en el (REGLAMENTO (CE) no 889/2008), se citaba al Octanoato de cobre que ha sido retirado en este nuevo reglamento.

El Reglamento fija la dosis de uso permitida hasta 6 kg de cobre por hectárea y año. No obstante, en el caso de los cultivos perennes, los Estados miembros podrán disponer que el límite de 6 kg de cobre pueda excederse durante un año determinado, siempre que la cantidad media empleada efectivamente durante un período de cinco años que abarque este año más los cuatro años anteriores no supere los 6 kg.

Aplicación: en los frutales, los tratamientos con cobre deben aplicarse en la fase de caída de hoja y hasta los inicios de primavera, evitando el periodo vegetativo. Es importante respetar las dosis que marca el fabricante y los plazos de seguridad.

Precauciones: En condiciones de bajas temperaturas (inferior a 5° C) y elevada humedad, pueden incrementarse los fenómenos de fitotoxicidad por cobre en cultivos sensibles.

 

 

Joaquín Herrero
Doctor en Biología at
Nací en Palencia y me considero un tipo campechano, inquieto, al que le gustan los nuevos retos. Doctor en Biología Vegetal, licenciado en biología, máster en Biotecnología Vegetal, máster en sistemas de calidad e inocuidad alimentaria, también realicé estudios de Ingeniería agrícola. Mi objetivo es crecer día a día en la investigación sobre el mundo agroalimentario, ser feliz con ello y poder aportar algo bueno a la sociedad.

5 Comments

  • vicente Cucala
    23/02/2015 - 23:58 | Permalink

    Gracias Joaquín, por tu magnifico artículo, por compartir. Que se cumplan tus deseos

  • Roberto
    24/02/2015 - 01:12 | Permalink

    Ser feliz y poder aportar algo bueno a la sociedad
    Ojalá eso COBRE la mayor importancia en tu vida
    Gracias. Un saludo

    • 24/02/2015 - 20:01 | Permalink

      Gracias Roberto! espero ir consiguiendo mi objetivo día a día. Y ver que os ha gustado el artículo me anima a seguir.

      Un saludo!

  • 26/04/2017 - 20:54 | Permalink

    excelente articulo muchas gracias joaquin por tu aportacion

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Powered by: Wordpress