Pinaceae

“Pinus sylvestris” (Pino albar, pino silvestre)

Familia: Pinaceae

El pino albar es un árbol de hasta 35 m de altura, de forma cónica en los ejemplares jóvenes o con hojas únicamente en la parte superior en los ejemplares mayores de los pinares, aunque pueden adquirir un porte achaparrado en lo lugares de frecuentes nevadas. Llegan a tener hasta un metro de diámetro aunque no suelen tener más de 0,5 m. Su corteza es de color pardo-grisácea en la parte basal y de un color anaranjado caracterítico en su parte alta. El tronco es recto y sus ramas tienden a salir perpendicularmente del mismo.

Sus hojas o acículas se diponen en grupos de dos unidas en su base por una pequeña

membranita. Dichas acículas son bastante cortas en comparación con otras especies de pino, de un color verde oscuro y algo rígidas, además están acanaladas por su cara interna. Duran hasta tres o cuatro años en el árbol. Los conos masculinos se disponen en la parte basal de los brotes nuevos, son de color amarillo-rojizo y de forma ovoide con unos pocos cm de longitud. Las piñas son ovoides, de color pardo-amarronado mate y con escudete dorsal romboidal que cuando es muy prominente puede estar vuelto hacia atrás, como el pino negro, pero siendo romo en este caso.

El pino albar crece en lugares de montaña, en el piso montano o subalpino, formando masas monoespecíficas en las que convive con multiples especies arbustivas y arbóreas como el acebo, enebro, escaramujo y tejo entre otras dependiendo del lugar donde se ubique dicho pinar. En la Península lo encontramos únicamente en los sistemas montañosos, desde toda la mitad septentrional hasta el Sistema Central, Sistema Ibérico y algunas comunidades relictas en las montañas béticas y Sierra Nevada. Debido a su amplia distribución podemos enumerar multitud de razas.

Curiosidades: Este pino ha sido muy apreciado por su madera ya que se emplea en numerosos trabajos de ebanistería, carpintería, construcción industrial,. Los ejemplares más rectos se empleaban para la construcción de mástiles de barcos, o postes del tendido eléctrico y de teléfonos. Debido a esto ha formado parte de muchas repoblaciones que han ampliado de forma sustanciosa su distribución, como en el Sistema Central en sustitución de los melojares anteriormente existentes.  En esta zona es muy famoso el espectacular pinar de Valsaín (Segovia). Por otro lado, el pino silvestre tiene aplicaciones medicinales. Se sabe que sus yemas son antiescorbúticas y en infusión ayudan a calmar las dolencias del sistema respiratorio. Pero como siempre digo: el uso medicinal de las plantas ha de estar bajo supervisión de un especialista.

Joaquín Herrero
Doctor en Biología at
Nací en Palencia y me considero un tipo campechano, inquieto, al que le gustan los nuevos retos. Doctor en Biología Vegetal, licenciado en biología, máster en Biotecnología Vegetal, máster en sistemas de calidad e inocuidad alimentaria, también realicé estudios de Ingeniería agrícola. Mi objetivo es crecer día a día en la investigación sobre el mundo agroalimentario, ser feliz con ello y poder aportar algo bueno a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress